Cascada de Mazonovo

Los prodigios del agua

23 diciembre, 2012 - Sin categoría

Cascada de Mazonovo

Cascada de Mazonovo

En los bosques más profundos de los Oscos y Taramundi la fuerza del agua que mueve pueblos enteros. El viajero puede ver este prodigio en Mazonovo o Teixois.

El agua amaestrada circula del molino a la fragua del herrero. El agua hace fuego y navajas, muele el maíz, riega las huertas y, con la misma,  cae monte abajo hasta hacerse río, y luego ría y luego mar.

El agua que nació en los bosques es ahora el agua del Cantábrico tras un viaje por las arterias de este espacio natural que une Asturias y Galicia y que es Reserva de la Biosfera desde finales de 2007.

El territorio de las comarcas de Oscos y el  Eo, así como las vecinas tierras de Burón, ofrece un catálogo de muestras de cultura popular que van desde los talleres de fabricación de cuchillería tradicional, los telares artesanos, la tradición del pan, las ferrerías, la cerámica de Sargadelos o el mundo de las pesquerías, los astilleros y el marisqueo que bulle en la desembocadura del río Eo.

La Comarca de Oscos-Eo es la más occidental de Asturias, en el límite con la provincia de Lugo, a unos 150 kilómetros de Oviedo. La integran siete concejos: Castropol, San Martín de Oscos, San Tirso de Abres, San Martín de Oscos, Taramundi, Vegadeo y Villanueva de Oscos.

El territorio que recorre el río Eo ocupa una extensión de 502 kilómetros cuadrados y presenta una variedad de hábitats que convierten el recorrido por sus pueblos en un placer para todos los sentidos y en todos los sentidos.

El Club de Producto Reservas de la Biosfera de Asturias gestiona en estas comarcas una oferta de empresas del sector de la hostelería, la hotelería y el turismo que sirven de complemento perfecto a las posibilidades de recorridos culturales y en la naturaleza con las que se completa la visión de una de las Reservas de la Biosfera más variadas de las geografía asturiana.

Las Reservas de la Biosfera fueron concebidas como áreas para experimentar, perfeccionar, demostrar y desarrollar los objetivos de conciliación de la conservación de los recursos naturales y el logro de un desarrollo económico y social sostenible. La Reserva de la Biosfera Oscos-Eo es un ejemplo claro de un espacio natural abierto al viajero y que ha sabido preservar la tradición de siglos y crear un espacio humanizado, habitable y apetecible por muchas razones.